Texturas en Infantil 3 años

Las yemas de los dedos, las palmas de las manos, la boca, las plantas de los pies son zonas especialmente sensibles.

Los receptores sensoriales de la piel no sólo nos proporcionan información acerca de las características y peligros del entorno, sino que además nos permiten realizar muchas destrezas y conocer mejor nuestro cuerpo. A través de dichos receptores, percibimos temperaturas, presión, humedad, texturas, contornos y dimensiones. Percibimos además dolor, aprendemos a localizar las partes de nuestro cuerpo y recibimos información de las posturas que adoptamos, de modo que nos ayudan también a estructurar nuestro propio esquema corporal. Para ello se realizan diferentes actividades de discriminación sensitiva.

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Utilizamos cookies necesarias para el funcionamiento de la tienda online, como las que gestionan el contenido del carrito del usuario.

woocommerce_items_in_cart, woocommerce_cart_hash, wordpress_test_cookie

Analítica

Utilizamos cookies de seguimiento de sesiones, de forma anónima, para poder mejorar nuestros servicios y contenidos de forma constante.

__hssc, __hssrc, __hstc, _hjid, _gat, _ga, _gid, _fbp
_gat, _ga, _gid
__hssc, __hssrc, __hstc, _hjid
_fbp

Publicidad

Cookies utilizadas por Google AdSense para experimentar con la distribución de publicidad entre los diferentes sitios web que utilizan sus servicios.

_gcl_au
_gcl_au